Subscribe:

sábado, 6 de octubre de 2012

ES TIEMPO DE MANZANAS


Siete y media de la mañana. Hace cinco minutos que sonó el despertador de su marido. Se despierta sobresaltada y se levanta de la cama de un brinco. Mira el reloj, “es tardísimo”, piensa. Busca en el suelo la ropa interior y el pantalón del pijama de franela, al que su marido llama “el traje de astronauta”, no hay nada de carne al aire. Se pone la bata y las zapatillas de andar por casa. Pasa por delante de la cómoda y se ve reflejada en el espejo. Como cada mañana, no le gusta lo que ve. “Que mala cara tengo”.


Ese pensamiento la tortura. Se dirige  a la cocina. Mientras va preparando el café, recoge los vasos y platos de la cena y los mete en el lavavajillas. Da un sorbo al café. Se enciende un cigarro. Su mente va planeando los movimientos a realizar durante todo el día. Del lavadero saca el cepillo y barre la cocina. Otro sorbo de café. Recoge las migajas con el cogedor. Vaso de café al lavavajillas. Entra al cuarto de baño. Está el rey de la casa sentado en su trono enredando con el móvil.
 Buenos días, preciosa. ¿Qué tal has dormido?
“Ha dicho preciosa. ¿Me lo dirá a mí? Debe ser a mí, no hay nadie más”.
 Hola guapo. He dormido regular. ¿Ya estás liado con el móvil?
 Si, saludando a los amigos, ya sabes…
 ¿Tardas mucho? Tendremos que hacer otro váter.
 Vooooy.
 No tardes, voy despertando al niño.
Niño despierto, ropa preparada, desayuno puesto.
 Mamá, ¿Las zapatillas naranjas dónde están?, Mamá, ¿Sabes dónde está el libro de "cono"? Lo necesito hoy.
Zapatillas listas, libro metido en la mochila.
Se viste corriendo, vaqueros ajustados y camiseta blanca. Zapatillas deportivas. Frente al espejo se cepilla el alborotado pelo intentado que aquella maraña vuelva a tener un orden. El servicio está vacío ya. Su marido cogió lo necesario, almuerzo, llaves del coche, móvil y auriculares y se había ido al trabajo.
Entra al servicio. Ahora el trono está ocupado por el príncipe de la casa. No puede más. Va al lavadero. Llena el cubo de la fregona de agua. Ahí manda el fax, como metafóricamente había escuchado en más de una ocasión en boca de su esposo.
Corriendo. Sólo son las ocho de la mañana y ya está cansada. Espera una larga y dura jornada de trabajo. Primero en casa, luego en su lugar de trabajo, por la tarde. Ya no volvería a casa hasta casi la medianoche. Igual que ayer, o anteayer. Cómo la semana pasada. Idéntica a los últimos meses. ¿Años?
Se sienta en el taburete de la cocina. A través del cristal observa la enorme montaña que hay frente a ella.
“Pase lo que pase siempre estás ahí, tranquila, serena. Vestida según la época del año. Relajada. Poderosa. Aguantando todo. La vida fluye a tu alrededor. No tienes prisa. Vigilas y resguardas desde lo alto el inmenso campo de manzanos sembrados a tus pies. Tengo mucho que aprender de ti”
Es otoño. Es tiempo de manzanas.

8 comentarios:

Miranda dijo...

A esa Señora hay que invitarla a unirse al grupo Algo +, entonces podrá empezar el día de otra manera.
Es verdad, Miguel, hay muchas mujeres que no pueden salir de esa rutina que las agobia, las anula.
La vida es otra cosa.

Ana Iseo dijo...

El rey de la casa sentado en el trono????? Perdona bonito, a esa pedazo de reina de la casa si la que tenías que poner un trono, pero de verdad de la buena.

JaaC 61 dijo...

Esa señora se preguntara...que he hecho yo para merecerme esto...mira que solo tener un excusado...jejjejeejeeje, a mi en mi casa me suena también de algo, lo que pasa, que en mi caso nos juntamos 3 a la vez, por lo tanto tenemos que madrugar más de uno...jajajajaja

Núriamates dijo...

Esa señora sabe que es la reina y que su rey la trata como tal.
Esa señora es una señora.

Y yo sé quien es esa señora ...

mamen matamoros dijo...

Yo soy un poco esa "señora",pero me gustaría ser la montaña,tener serenidad y ver pasar la vida sin alterarme ,vistiendome según la época,poderosa,tranquila muy tranquila.El rey no sería rey sin su reina y viceversa,tal para cual ,para siempre.Calma que es tiempo de manzanas.

mientrasleo dijo...

Hay un dicho en mi tierra que es....
"De dónde vienes? Manzanas traigo" y todos lo entendemos, los de aquí, digo...
Me ha gustado,
Besos

miguel angel zambrano garcía dijo...

Gracias a todos. Estoy satisfecho porque el mensaje creo que ha sido captado por la persona a la que iba dirigido. La vida, con tranquilidad...

Marbelis dijo...

jajajajaj como no me iba yo a reir? pero es que eres un crack, hasta en mis peores momentos terminas por sacarme una carcajada. La señora va siendo hora que unos cuantos dias se pase el dia en el sofá rascandose el ombligo y viendo la montaña, que de la única manera de la que se mueve es estando ella en su cima! muy bueno si señor!!!!!1