Subscribe:

martes, 12 de junio de 2012

EL SECRETO (4)


Se encontraba ansioso, Samuel sentía en su interior un cosquilleo que le angustiaba. Necesitaba saber qué quería decir su padre con aquellas palabras. “Creo que estás preparado”. No entendía nada, tanto misterio le causaba una sensación de incertidumbre que no llegaba a comprender.
-         - Papá, cuéntame ya, ¿para qué estoy preparado? ¿qué es lo que ocurre? – le dijo aferrándose a los hombros de su padre y mirándole fijamente a los ojos.
-        - Somos guardianes, hijo, guardianes de una clave, un código. Nuestra familia lleva cientos de años guardándolo con sigilo y discreción. Un secreto que jamás, ¿has oído bien?, jamás, debes contar a nadie. Sólo lo contarás a tu primer descendiente, cómo estoy haciendo yo ahora contigo. – El tono profundo de su voz denotaba la solemnidad del momento. Es de vital importancia que sepas guardar el secreto, ¿serás capaz de hacerlo?
-         - ¿Un código, un secreto?, la verdad es que ahora estoy más confundido aún, ¿esas cosas existen en pleno siglo XXI? ¿a qué te refieres? – su rostro dibujó una mueca de incredulidad.
-        -  No es ningún juego, hijo, hay gente muy peligrosa que daría lo que fuera y haría todo lo que estuviera en su mano, todo, por conseguir el código que nosotros guardamos. Con él, el mundo, tal como lo conocemos, cambiaría. Tienen el texto de La Profecía en su poder, pero sin el Código, no les sirve para nada. Son muy poderosos, están por todo el mundo, y si hemos conseguido mantenerlo en secreto durante tanto tiempo, es porque somos gente sencilla, gente del pueblo. Ahora te toca a ti mantenerlo, yo ya estoy viejo y cansado, por eso te pido, al igual que pasó con nuestros antepasados, que seas consciente de la importancia para la humanidad de lo que te estoy contando. ¿Entiendes lo que te estoy diciendo?
-         - Si, papá, lo voy entendiendo, pero… ¿Dónde está el…Código? ¿crees que yo seré capaz de guardar el secreto? – El tono de sus palabras había cambiado radicalmente y su musculatura se encontraba en tensión.
-         - Esas mismas palabras fueron las que le dije a tu abuelo en su momento. – Le dijo su padre con una sonrisa. – Claro que serás capaz, sólo tienes que continuar con tu vida como si nada de lo que hoy has escuchado, hubiera sucedido. Hay un problema, a veces, hay gente que busca el Código, investigadores, escritores, arqueólogos… y sin darse cuenta, se meten en un buen lio. Ahí es cuando nosotros debemos actuar.
-         - ¿Nosotros? – Preguntó Samuel con sorpresa. ¿Acaso hay más gente que…?
-         - Sí   - Dijo el padre sin dejarle acabar la frase. Hay más gente, son demasiado poderosos para que estemos solos. También llevan su vida en secreto, ni yo sé quiénes son. Puede ser cualquiera, cómo nosotros.
-        - Pero dime, papá, dónde… ¿Dónde está el Código? ¿Dónde está nuestro secreto?
-        - El secreto mejor guardado es el que está a la vista de todo el mundo. Cada día lo ve muchísima gente. Tú mismo, vives enfrente de una parte del código, en la Torre Sangrienta. Aquí, en Jerez De Los Caballeros, la ciudad de las Siete Torres, se encuentra el Código, a la vista de todo el mundo. ¿No te has fijado nunca en las inscripciones que hay en la piedra en cada una de las Torres? Ahí está todo. Parecen adornos, pero no lo son. De esas inscripciones, depende el futuro del orden mundial tal y como lo conocemos. Y riquezas, muchas riquezas, indica el lugar exacto donde escondieron su tesoro los últimos templarios que vivieron en  Jerez.

 

6 comentarios:

Elena dijo...

TE sigo, esto va para rato verdad??;P

miguel angel zambrano garcía dijo...

Parece ser que si, que se va a alargar la cosa, espero que no mucho.quién sabe?

MARTA dijo...

Pues a mi me encanto aunque ya sabemos cual es el secreto ... Que te costo soltar jijiji tiene muy buena pinta... Felicidades guapo flequi!!!!

Fany dijo...

Miedo me da a donde podrás llegar!a cuantos te cargaras en el camino?Cuidado con los guardianes.Espero lo que venga,,lo sabes.

Marbelis dijo...

Me tienes intrigada , vamos rapidito, quiero saber como acaba.

mamen matamoros dijo...

Esto promete y te lo estás currando chaval¡¡¡miedo me da lo que depara esta historia,seguiremos atentos....